Medios de comunicación, Opinión

La independencia de TV3

Cámara en la manifestación "Som una nació" del 10 de julio de 2012. Imagen de Wikimedia.Cámara en la manifestación "Som una nació" del 10 de julio de 2012. Imagen de Wikimedia.

Es fácil reconocer a TV3 como una televisión relativamente independiente. Es posible que, durante cierto espacio de tiempo, especialmente en la investidura socialista de Pasqual Maragall, la radiotelevisión pública catalana fuese notablemente objetiva, siempre en su propio contexto, con respecto al resto de televisiones públicas.

El contexto de TV3, como la propia corporación se define, es el siguiente:

Nació en el año 1983 con el objetivo principal de contribuir a la normalización lingüística y cultural del país.

Para no confundirnos en definiciones, extraigo la definición de normalizar del diccionario:

normalizar
tr. Regularizar o poner en orden lo que no lo estaba.
tr. Hacer que algo se estabilice en la normalidad. Normalizar políticamente.

Desde mi punto de vista, la palabra normalización resulta un eufemismo para denominar a la transformación de la realidad lingüística de Cataluña, que vive un bilingüismo favorable al idioma español según fuentes del Institut D’Estadística De Catalunya (IDESCAT) en sus estudios referentes al español y al catalán, a pesar de que exista un lógico debate que cuestione los motivos de la predominancia del español sobre el catalán.

La propia definición de Televisió de Catalunya sobre su misión niega la representación de sus espectadores.

La propia definición de Televisió de Catalunya sobre su misión niega la representación de sus espectadores, objetivo deseable de una televisión pública, para orientar sus recursos hacia la defensa de un idioma y unos valores culturales concretos. En una definición asequible esto se define como politización.

El nacionalismo en TV3

El notable crecimiento del interés de los catalanes hacia el nacionalismo se puede interpretar de dos maneras:

  • a) ha sido un interés espontáneo nacido por reflexión propia de la población o
  • b) TV3 ha contribuido a lo largo de los años al interés por el nacionalismo.

Televisió de Catalunya se ha convertido en juez y parte de la relación política entre España y Cataluña.

En mi opinión y basándome en innumerables ejemplos, estamos ante la opción b. Unimos nacionalismo a independentismo puesto que, a pesar de ser términos distintos, en Cataluña son casi un mismo término. Es aquí donde TV3, desde su nacimiento y con especial intensidad en los últimos años, ha bregado este sentimiento en la casi totalidad de su programación hasta incorporarlo al pensamiento y preocupaciones de sus espectadores. Nadie es ajeno al poder que ejerce la televisión en el pensamiento y es fácil de demostrar la insistencia que ha tenido TV3 en tratar a Cataluña como país independiente bordeando los límites de lo imparcial en términos periodísticos. Televisió de Catalunya se ha convertido en juez y parte de la relación política entre España y Cataluña y sus responsables se han ido despojando de su responsabilidad política adaptando los estatutos y normas de la entidad.

El fenómeno del eufemismo

Los eufemismos, manifestaciones propias de los discursos políticos, se han apoderado del lenguaje de TV3 hasta el punto de, por ejemplo, tratar a España como una entidad ajena a Cataluña. El espectador ha procesado durante todos estos años la diferencia que TV3 ha aplicado hacia España, contribuyendo con ello y de forma muy sutil a afectar al pensamiento de su audiencia. La guía editorial de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) ha introducido este tipo de diferencias en términos tan inofensivos como la palabra “país”, al que la CCMA ha dotado de un significado propio:

Des de la perspectiva dels mitjans de la CCMA, termes com paísnaciónacionalgovern Parlament, entre d’altres, fan referència a Catalunya si no s’indica una altra cosa. Els mitjans de la CCMA fem servir indistintament Espanya estat espanyol per referir-nos a una mateixa realitat geopolítica. Quan la referència és de caràcter geogràfic o físic, evitem l’expressió estat espanyol.

“Términos como país, nación, nacional, gobierno y parlamento, entre otros, hacen referencia a Cataluña si no se indica otra cosa“, traducido.

Tiene sentido diferenciar el concepto de gobierno y parlamento al existir duplicidad, pero ¿existe duplicidad en el término “país”? La CCMA se acoge a la amplitud del término “país” en el diccionario, pero la realidad es que Cataluña no es lo que se entiende políticamente como un país. Esto es, entonces, una manipulación política. La televisión pública está mostrando una opinión del concepto político del lugar geográfico al que sirve. Está tomando partido abiertamente en una opinión política protegiéndose en la ambigüedad del término.

Adeu Espanya? Hola, Europa!

TV3 ha emitido los documentales ‘Adeu Espanya?’ y ‘Hola, Europa!’, ambos dirigidos por la ex directora de programas especiales de TV3, la periodista Dolors Genovés.

Inicio del documental 'Hola, Europa!' en TV3

Inicio del documental ‘Hola, Europa!’ en TV3

En este último documental, ‘Hola, Europa!’, se recogía la opinión de un 31 entrevistados pertenecientes a distintas áreas. Su único vínculo común era su opinión: todos favorables a la independencia. De hecho, hasta el narrador del documental vertía claras opiniones al respecto. Era, técnicamente, un vídeo de propaganda política lejos de ser un documental periodístico.

‘Hola, Europa!’, considerado “de servicio público” por la CAC

Dos días después, varios partidos políticos solicitaban el análisis del documental en el Consejo Audiovisual De Cataluña (CAC), al que comunicaron que en el mismo se vulneraba el artículo 26 de la ley de medios audiovisuales.

El pasado 11 de julio, se hacía oficial la resolución del CAC: “no vulneró las misiones de servicio público“. Según recoge el artículo de El Periódico:

“No es una pieza informativa sobre las distintas opciones, realidades u opiniones vinculados con el tema, sobre la que no se pueden reclamar criterios de pluralismo en sentido estricto, o equilibrio, que resultan ajenos al género documental por la propia naturaleza discursiva; criterios que sí resultan exigibles a otros estilos convencionales de transmisión de la información, como los teleinformativos”.

En otras palabras: todo lo que no sea el espacio ‘Telenotícies’ tiene completa libertad para emitir cualquier tipo de contenido, sesgado o no, en TV3.

Esto quiere decir que en TV3 existe carta blanca para emitir cualquier documental contrario al independentismo. Para mala suerte de los espectadores, todavía no se ha producido y difícilmente se producirá.